El trastorno de ansiedad social ¿Cuales son los tratamientos más efectivos? y 10 Principales sintomas

el trastorno de ansiedad social

Contenido

En común sentirse nervioso en algunas situaciones sociales, pero en el trastorno de ansiedad social, también llamado« fobia social », las interacciones de todos los días causan muchísima ansiedad, inseguridad y vergüenza por miedo al escrutinio o la opinión de los demás.  Con este tipo de trastorno , el miedo y la ansiedad conducen a una abstención que puede alterar su vida.El estrés en este nivel  puede afectar tus relaciones, la rutina diaria, el trabajo, la escuela u otras actividades. El trastorno de ansiedad social puede ser una afección crónica de salud mental  , pero aprender la capacidad de afrontar en psicoterapia y tomar medicamentos pueden ayudarte a ganar confianza y mejorar la  capacidad para interactuar con otros.

Los 10 síntomas más frecuentes del Trastorno de ansiedad social

La timidez o inconformidad pueden no estar relacionadas con este trastorno, sin embargo, son signos del  trastorno de ansiedad social , especialmente, en los niños. El nivel de comodidad en las situaciones sociales varía y depende de los rasgos de la personalidad del individuo y de sus experiencias de vida. Algunas personas son reservadas por naturaleza, y otras son más extrovertidas. A diferencia del nerviosismo diario, el trastorno de ansiedad social esta caracterizado por el miedo, ansiedad y evasión, que interfieren con la rutina diaria, el trabajo, la escuela u otras actividades.

El trastorno de ansiedad social suele tener sus principios a mediados de la adolescencia, aunque a veces puede comenzar en niños más pequeños o en adultos. Los 10 signos y síntomas del trastorno de ansiedad social son los siguientes:

  1. Temor a situaciones donde podrías ser juzgado.
  2. Angustia por sentirte avergonzado o humillado.
  3. Temor intenso de interactuar o hablar con extraños.
  4. Temor a que los demás noten que estás ansioso.
  5. Temor a tener síntomas físicos que pueden causarte incomodidad, como sonrojarte, sudar , temblar o que te tiemble la voz.
  6. Dejar de hacer algunas actividades o dejar de hablar con ciertas personas por a sentirte avergonzado miedo.
  7. Evitar situaciones donde pueda ser el centro de atención.
  8. Tener ansiedad en los momentos previos a enfrentar una situación o actividad que te da miedo.
  9. Miedo intenso o ansiedad durante las situaciones sociales.
  10. Después de una situación social, analizar tu desempeño e identificar fallas en tus interacciones.

En el caso de los niños, es posible que exterioricen la ansiedad al interactuar con adultos o pares a través de llantos, berrinches, aferrarse a los padres o negarse a hablar en situaciones sociales. El trastorno de ansiedad social del tipo de desempeño se produce cuando se experimenta un miedo y una ansiedad intensa al hablar o actuar en público, pero no en otros tipos de situaciones sociales más generales. Por otro lado, también puede haber síntomas físicos que pueden acompañar el trastorno de ansiedad social y pueden ser:

  •  
  • Latidos rápidos del corazón.
  •  
  • Sudoración.
  • Malestar estomacal o náuseas.
  • Dificultad para respirar Mareos o aturdimiento.
  • Sensación de que tu mente se quedó en blanco.
  • Tensión muscular Evitar situaciones sociales comunes.

Las experiencias comunes y de todos los días que pueden ser difíciles de soportar cuando padecer un trastorno de ansiedad social  son , por ejemplo:

  • Interactuar con personas desconocidas o extraños.
  • Asistir a festivales o reuniones sociales Ir al trabajo o a la escuela Iniciar la conversación.
  • Hacer contacto visual.
  • Tener citas.
  • Entrar a una habitación donde los demás ya están sentados.
  • Devolver artículos a una tienda.
  • Usar un baño público.

Los síntomas del trastorno de ansiedad social pueden cambiar con el tiempo, también pueden incrementarse a  las exigencias o situaciones de estrés. Aunque evitar situaciones que produzcan ansiedad puede hacerte sentir mejor a corto plazo, es probable que tu ansiedad continúe en el largo plazo si no recibes tratamiento.

¿Cómo se diagnostica el Trastorno de ansiedad social?

El diagnóstico del trastorno de ansiedad social (también conocido como fobia social) se realiza a través de una evaluación clínica y una entrevista con un profesional de la salud mental capacitado, como un psicólogo o psiquiatra.

Durante la evaluación, el profesional puede utilizar herramientas estandarizadas, como cuestionarios o escalas de valoración, para ayudar a identificar los síntomas y evaluar su gravedad. También se pueden realizar pruebas de diagnóstico para descartar otras condiciones médicas que puedan estar causando los síntomas.

Para diagnosticar el trastorno de ansiedad social, se deben cumplir los siguientes criterios según el DSM-5 (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, 5ª edición):

  1. Miedo o ansiedad intensa y persistente acerca de una o más situaciones sociales o de desempeño en las que la persona está expuesta a personas que no son familiares o a posibles escrutinios por parte de los demás.
  2. Preocupación persistente por actuar de una manera que cause vergüenza o humillación, o por mostrar síntomas de ansiedad que sean embarazosos.
  3. Reconocimiento de que el miedo o la ansiedad son excesivos o irracionales.
  4. Evitación o angustia significativa asociada con las situaciones sociales o de desempeño temidas.
  5. Los síntomas se han mantenido durante al menos 6 meses.

Si se cumplen estos criterios, es posible que se diagnostique trastorno de ansiedad social. Es importante recordar que solo un profesional de la salud mental puede realizar un diagnóstico preciso y proporcionar un tratamiento adecuado para el trastorno de ansiedad social. Consulta con el médico o su profesional de salud interna si temes o evita situaciones sociales normales porque te causan incomodidad, angustia o pánico.

Causas del Trastorno de ansiedad social

Como sucede con muchas otras enfermedades de salud interna, el trastorno de ansiedad social probablemente aumente de una interacción compleja de factores ambientales y biológicos. Entre las causas posibles se incluyen los siguientes:

·Atributos hereditarios. Los trastornos de ansiedad suelen ser hereditarios, pero no está completamente claro hasta qué punto pueden deberse a la genética o a las conductas adquiridas.

·Estructura del cerebro. Una estructura del cerebro llamada «núcleo amigdalino» puede influir en el control de la respuesta figura el miedo. Las personas que tienen un núcleo amigdalino hiperactivo pueden tener una respuesta exacerbada del  miedo, la cual causa un aumento de la ansiedad en situaciones sociales.

·         El entorno. El trastorno de ansiedad social puede ser una conducta adquirida. Algunas personas pueden desarrollar esta afección después de una situación social desagradable o incómoda. Además, puede existir una relación entre el trastorno de ansiedad social y los padres que modelan un comportamiento ansioso en situaciones sociales y que son más controladores o protectores con sus hijos.

 

Principales factores de riesgo del Trastorno de Ansiedad social

Varios factores pueden aumentar el riesgo de desarrollar trastorno de ansiedad social , entre ellos:

·         Antecedentes familiares. Si tus padres biológicos o hermanos tienen trastorno de ansiedad social, tienes más probabilidad de desarrollarlo.

·         Experiencias negativas. Los niños que experimentan burlas, hostigamiento, rechazo, ridículo o humillación pueden ser más propensos a desarrollar trastorno de ansiedad social . Además, otros acontecimientos negativos de la vida, como los conflictos familiares, los traumas o los abusos, pueden estar asociados a este trastorno.

·         Carácter. Los niños que son tímidos, retraídos, introvertidos o reservados al enfrentar situaciones o personas nuevas pueden tener un riesgo mayor.

·         Nuevas exigencias sociales o laborales. Los síntomas del trastorno de ansiedad social suelen comenzar en la adolescencia, pero conocer a gente nueva, dar un discurso en público o hacer una presentación de trabajo importante puede desencadenar los síntomas por primera vez.

La timidez o inconformidad pueden no estar relacionadas con este trastorno, sin embargo, son signos del  trastorno de ansiedad social , especialmente, en los niños. El nivel de comodidad en las situaciones sociales varía y depende de los rasgos de la personalidad del individuo y de sus experiencias de vida. Algunas personas son reservadas por naturaleza, y otras son más extrovertidas. A diferencia del nerviosismo diario, el trastorno de ansiedad social esta caracterizado por el miedo, ansiedad y evasión, que interfieren con la rutina diaria, el trabajo, la escuela u otras actividades.

El trastorno de ansiedad social suele tener sus principios a mediados de la adolescencia, aunque a veces puede comenzar en niños más pequeños o en adultos. Los 10 signos y síntomas del trastorno de ansiedad social son los siguientes:

  1. Temor a situaciones donde podrías ser juzgado.
  2. Angustia por sentirte avergonzado o humillado.
  3. Temor intenso de interactuar o hablar con extraños.
  4. Temor a que los demás noten que estás ansioso.
  5. Temor a tener síntomas físicos que pueden causarte incomodidad, como sonrojarte, sudar , temblar o que te tiemble la voz.
  6. Dejar de hacer algunas actividades o dejar de hablar con ciertas personas por a sentirte avergonzado miedo.
  7. Evitar situaciones donde pueda ser el centro de atención.
  8. Tener ansiedad en los momentos previos a enfrentar una situación o actividad que te da miedo.
  9. Miedo intenso o ansiedad durante las situaciones sociales.
  10. Después de una situación social, analizar tu desempeño e identificar fallas en tus interacciones.

En el caso de los niños, es posible que exterioricen la ansiedad al interactuar con adultos o pares a través de llantos, berrinches, aferrarse a los padres o negarse a hablar en situaciones sociales. El trastorno de ansiedad social del tipo de desempeño se produce cuando se experimenta un miedo y una ansiedad intensa al hablar o actuar en público, pero no en otros tipos de situaciones sociales más generales. Por otro lado, también puede haber síntomas físicos que pueden acompañar el trastorno de ansiedad social y pueden ser:

  • Latidos rápidos del corazón.
  • Sudoración.
  • Malestar estomacal o náuseas.
  • Dificultad para respirar Mareos o aturdimiento.
  • Sensación de que tu mente se quedó en blanco.
  • Tensión muscular Evitar situaciones sociales comunes.

Las experiencias comunes y de todos los días que pueden ser difíciles de soportar cuando padecer un trastorno de ansiedad social  son , por ejemplo:

  • Interactuar con personas desconocidas o extraños.
  • Asistir a festivales o reuniones sociales Ir al trabajo o a la escuela Iniciar la conversación.
  • Hacer contacto visual.
  • Tener citas.
  • Entrar a una habitación donde los demás ya están sentados.
  • Devolver artículos a una tienda.
  • Usar un baño público.

Los síntomas del trastorno de ansiedad social pueden cambiar con el tiempo, también pueden incrementarse a  las exigencias o situaciones de estrés. Aunque evitar situaciones que produzcan ansiedad puede hacerte sentir mejor a corto plazo, es probable que tu ansiedad continúe en el largo plazo si no recibes tratamiento.

Tratamiento para tratar el Trastorno de Ansiedad social

El tratamiento del trastorno de ansiedad social estará relacionado con el nivel en que la habilidad para desenvolverte en la vida diaria este afectada, el tratamiento más común para el trastorno de ansiedad social incluye psicoterapia( también llamado asesoramiento psicológico o tratamiento de conversación), medicamentos o ambos. En el caso de la esta mejorará los síntomas en la mayoría de las personas con trastorno de ansiedad social, pues a través de ella se aprenderá  a reconocer y a modificar los pensamientos negativos acerca de del paciente a desarrollar habilidades que te ayuden a ganar confianza en situaciones sociales.

Por otro lado otros tratamientos relacionados con el tratamiento del trastorno de ansiedad social incluyen la terapia cognitivo conductual y puede ser igualmente eficaz cuando se hace de forma individual o en grupo, la terapia cognitivo conductual basada en la exposición, se trabaja  progresivamente hasta enfrentar las situaciones que más te asustan. Esto puede mejorar tu capacidad de afrontar una situación difícil y te ayuda a generar confianza para enfrentarte a situaciones que te producen ansiedad.

 

Es importante saber que también existen medicamentos, como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina( ISRS) que generalmente se utiliza para tratar los síntomas persistentes de ansiedad social. El proveedor de atención médica puede recetar paroxetina( Paxil) o sertralina( Zoloft).  Algunas otras alternativas incluyen tratamientos basados en tratar la deficiencia de la actividad neuronal con la intención de mejorar la comunicación en diferentes áreas del cerebro como el tratamiento Neuro-Ker. 

Estrategias de afrontamiento y apoyo para tratar el Trastorno de ansiedad social

A pesar de que el Trastorno de ansiedad social requerirá de un tratamiento amplio para controlarse y tratarse, algunos otros métodos para aliviar la ansiedad pueden resultarte útiles:

  • Habla con tus amigos y familiares periódicamente.
  • Únete a un grupo de apoyo local o por Internet de confianza.
  • Únete a un grupo que ofrezca oportunidades para mejorar las habilidades de comunicarse y de hablar en público.
  • Realiza actividades placenteras o relajantes, como practicar algún pasatiempo, cuando sientas ansiedad.

Con el tiempo, estos métodos para enfrentar la ansiedad te pueden ayudar a controlar los síntomas y prevenir una recaída. Recuerda que puedes superar los momentos de ansiedad, que tu ansiedad es pasajera y que las consecuencias negativas que te preocupan tanto casi nunca suceden.

 

Síguenos en

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más información