¿La Agorafobia se cura? 10 Principales Síntomas de la Agorafobia

la agorafobia se cura

Contenido

Es difícil saber si la Agorafobia se cura ya que es  un tipo de trastorno de ansiedad, que implica temer y evitar lugares o situaciones que puedan causar pánico y sentimientos de estar atrapado, indefenso o avergonzado, puede temer una situación real o futura. Por ejemplo, puede temer usar el transporte público, estar en espacios abiertos o cerrados, hacer fila o estar en una multitud.  La ansiedad es causada por el miedo de que no hay una manera fácil de escapar u obtener ayuda si la ansiedad se vuelve abrumadora. Puede evitar situaciones debido a temores como perderse, caerse o tener diarrea y no poder ir al baño.

La mayoría de las personas que tienen agorafobia la desarrollan después de tener uno o más ataques de pánico, lo que hace que se preocupen por tener otro ataque. Luego evitan los lugares donde puede volver a suceder.  La agorafobia a menudo resulta en tener dificultades para sentirse seguro en cualquier lugar público, especialmente donde se reúnen multitudes y en lugares que no son familiares. Es posible que sienta que necesita un compañero, como un familiar o  amigo , para ir con usted a lugares públicos. El miedo puede ser tan abrumador que puede sentir que no puede salir de su hogar.  El tratamiento de la agorafobia puede ser desafiante porque significa enfrentar sus miedos. Pero con el tratamiento adecuado, generalmente una forma de terapia llamada terapia cognitiva conductual y medicamentos, puede escapar de la trampa de la agorafobia y vivir una vida más agradable. 

Los 10 Síntomas más comunes de la Agorafobia

Los síntomas aquí descritos típicos de la agorafobia incluyen miedo, situaciones que causan ansiedad ya que la persona que lo padece teme no poder escapar o encontrar ayuda si comienza  a sentir pánico. Entre los más importantes se encuentran:

  1. Salir solo de casa.
  2. Multitudes o esperando en fila. 

  3. Espacios cerrados, como cines, ascensores o pequeñas tiendas.

  4. Espacios abiertos, como estacionamientos, puentes o centros comerciales. 

  5. Usar el transporte público, como un autobús, avión o tren.

  6. Su miedo o ansiedad está fuera de proporción con el peligro real de la situación. 
  7. Su miedo o ansiedad está fuera de proporción con el peligro real de la situación. 
  8. Tiene angustia importante o problemas con situaciones sociales, trabajo u otras áreas de su vida debido al miedo, la ansiedad o la evitación. 
  9. Su miedo y evitación generalmente duran seis meses o más.
  10. Otros síntomas incapacitantes o embarazosos, como mareos, desmayos, caídas o diarrea.

Trastorno de pánico y agorafobia

Algunas personas tienen trastorno de pánico además de agorafobia. El trastorno de pánico es un tipo de trastorno de ansiedad que incluye ataques de pánico. Un ataque de pánico es una sensación repentina de miedo extremo que alcanza un pico en pocos minutos y desencadena
una variedad de síntomas físicos intensos. Podrías pensar que estás perdiendo totalmente el control, teniendo un ataque al corazón o incluso muriendo.  El miedo a otro ataque de pánico puede llevar a evitar situaciones similares o el lugar donde ocurrió en un intento de prevenir futuros ataques de pánico. Los síntomas de un ataque de pánico pueden incluir:

·  Frecuencia cardíaca rápida.

Dificultad
para respirar o sensación de asfixia.

·        
Dolor
o presión en el pecho.

·        
Mareo.

·        
Sensación
entumecimiento u hormigueo. 

·        
Sudar
demasiado.

·        
Sofocos
repentinos o escalofríos. 

·        
Malestar
estomacal o diarrea.

·        
Sentir
una pérdida de control. 

·        
Miedo
a morir.  

Causas y Factores de riesgo más importantes a tener en cuenta

La biología, incluidas las condiciones de salud y la genética, la personalidad, el estrés y las experiencias de aprendizaje pueden desempeñar un papel en el desarrollo de la agorafobia. La agorafobia puede comenzar en la infancia, pero generalmente comienza al final de la adolescencia o a principios de la edad adulta, generalmente antes de los 35 años. Pero los adultos mayores también pueden desarrollarla. Las mujeres son diagnosticadas con agorafobia con más frecuencia que los hombres.  Los factores de riesgo para la agorafobia incluyen:

  • Tener trastorno de pánico u otras reacciones de miedo excesivas, llamadas fobias. • Pollee a los ataques de pánico con demasiado miedo y evitación. 
  • Experimentar eventos estresantes de la vida, como abuso, la muerte de un padre o ser atacado
  • Tener una personalidad ansiosa o nerviosa.
  • Tener un pariente consanguíneo con agorafobia.

Complicaciones de la agorafobia

La Agorafobia se cura, o se puede tratar de muchas maneras sin embargo en un tipo de pacientes puede limitar en gran medida las actividades de su vida, por lo que si su agorafobia es grave, es posible que ni siquiera pueda salir de su casa. Sin tratamiento, algunas personas se quedan confinadas en casa durante años si esto le sucede, es posible que no pueda visitar a familiares y amigos, ir a la escuela o al trabajo, hacer mandados o participar en otras actividades diarias de rutina. Usted puede volverse dependiente de otros para obtener ayuda.  La agorafobia también puede llevar a

  • Depresión.
  • Abuso de alcohol o drogas.
  • Pensamientos y comportamientos suicidas.

Prevención de la Agorafobia

No hay una manera segura de prevenir la agorafobia. Pero la ansiedad  y agorafobia se cura cuando  más evitas las situaciones que temes. Si comienzas a tener temores leves acerca de ir a lugares que son seguros, trata de practicar ir a esos lugares una y otra vez. Esto puede ayudarle a sentirse más cómodo en esos lugares, si esto es demasiado difícil de hacer por su cuenta, pídale a un familiar o  amigo  que lo acompañe o busque ayuda profesional.  Si experimenta ansiedad al ir a lugares o tiene ataques de pánico, obtenga tratamiento lo antes posible. Obtenga ayuda temprano para evitar que los síntomas empeoren. La ansiedad, como muchas otras afecciones de salud  interna, puede ser más difícil de tratar si espera.

Diagnóstico de la a agorafobia

La Agorafobia  se diagnostica según lo siguiente:

  • Signos y síntomas
  • Entrevista profunda con el médico o con un profesional de salud interna
  • Exploración física para descartar otras enfermedades que puedan estar provocando los síntomas
  • Criterios para la agorafobia indicados en el DSM- 5( Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales DSM- 5), publicado por la American Psychiatric Association( Asociación Estadounidense de Psiquiatría)

Tratamiento para tratar la Agorafobia

Es importante que sepa que la agorafobia se cura o se pude tratar generalmente con psicoterapia y medicamentos, que consisten en trabajar con un terapeuta para establecer los objetivos y aprender habilidades prácticas a fin de disminuir los síntomas de ansiedad. La terapia cognitiva conductual es una de las formas más efectivas de la psicoterapia para los trastornos de ansiedad, entre ellos, la agorafobia.  En general, como un tratamiento a corto plazo, la terapia cognitiva conductual se centra en enseñar habilidades específicas para tolerar mejor la ansiedad, hacer frente a tus preocupaciones de manera directa y retomar gradualmente las actividades que has evitado debido a la ansiedad.

A través de este proceso, tus síntomas mejoran a medida que construyes sobre el avance inicial.  Puedes aprender lo siguiente:

  • Qué factores pueden desencadenar un ataque de pánico o síntomas similares al pánico y qué los hace empeorar
  • Cómo enfrentar y tolerar los síntomas de la ansiedad
  • Maneras de hacer frente a tus preocupaciones de manera directa, como la probabilidad de que ocurran cosas malas durante situaciones sociales
  • Que disminuya tu ansiedad gradualmente si permaneces en situaciones y que puedas controlar estos síntomas hasta que eso ocurra
  • Cómo cambiar comportamientos indeseados o insalubres a través de la desensibilización, también denominada« terapia de exposición», para enfrentar de forma segura los lugares y las situaciones que provocan temor y ansiedad.

 Si tienes problemas para salir de tu casa, es probable que te preguntes cómo puedes ir al consultorio del terapeuta. Los terapeutas que tratan la agorafobia son conscientes de este problema.  Si te sientes confinado en casa debido a la agorafobia, busca un terapeuta que pueda ayudarte a encontrar alternativas a las consultas en un consultorio, al menos, en la primera etapa del tratamiento. Es posible que primero te ofrezcan ir a tu casa o encontrarte con ellos en lo que tú consideras un lugar seguro( zona segura).

Es posible que algunos terapeutas te ofrezcan algunas sesiones por teléfono, correo electrónico, programas de computación u otros medios.  Si la agorafobia es tan grave que no puedes tener acceso a la atención médica, podrías beneficiarte de participar en un programa de sanitarium más intenso en el que se trate la ansiedad.  Es posible que quieras llevar a la consulta a un familiar o amigo de confianza que puede reconfortarte y ofrecerte ayuda, de ser necesario.

¿Cuándo es importante consultar a un médico?

La agorafobia puede limitar severamente su capacidad para socializar, trabajar, asistir a eventos importantes e incluso manejar los detalles de la vida diaria, como hacer mandados.  No dejes que la agorafobia haga tu mundo más pequeño. Consulte con el médico o con un profesional de salud  interna si tiene síntomas de agorafobia o ataques de pánico.

¿Cuáles medicamentos pueden ayudar a tratar la Agorafobia?

Por lo general, algunos tipos de antidepresivos se usan para tratar la agorafobia y, a menudo, los medicamentos contra la ansiedad se usan de forma limitada. En el tratamiento de la agorafobia, los antidepresivos son más eficaces que los medicamentos contra la ansiedad. Determinados antidepresivos, denominados« inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina», como la fluoxetina( Prozac) y la sertralina( Zoloft), se utilizan para el tratamiento de trastornos de pánico, como la agorafobia. Otros tipos de antidepresivos también pueden tratar la agorafobia de forma eficaz. 

Los medicamentos contra la ansiedad denominados« benzodiacepinas» son sedantes que, en circunstancias limitadas, el médico receta para aliviar los síntomas de la ansiedad. Las benzodiacepinas en general solo se usan para aliviar la ansiedad aguda en el corto plazo. Debido a que pueden crear adicción, estos medicamentos no son una buena opción si has tenido problemas de ansiedad o problemas con el alcohol o con el abuso de drogas.  Pueden pasar semanas hasta que el medicamento alivie los síntomas. Además, quizá debas probar varios medicamentos diferentes antes de encontrar uno que funcione mejor para ti.

 

Algunos suplementos de hierbas y nutricionales aseguran tener propiedades calmantes y contra la ansiedad. Habla con tu médico antes de tomar cualquiera de estos medicamentos para la agorafobia. Aunque estos suplementos se venden sin receta, pueden presentar riesgos para la salud.  Por ejemplo, el suplemento a base de hierbas kava, también llamado« kava kava», parecía ser un tratamiento prometedor para la ansiedad, pero se informaron casos de daño hepático grave, incluso con el uso a corto plazo. La Administración de Alimentos y Medicamentos emitió advertencias, aunque no prohibió su venta en los Estados Unidos. Evita el uso de cualquier producto que contenga kava hasta que se lleven a cabo estudios más rigurosos sobre su seguridad, especialmente, si tienes problemas hepáticos o si tomas medicamentos que afecten el hígado.

Estrategias de afrontamiento y apoyo para vivir con la Agorafobia

Vivir con agorafobia puede complicar la vida. El tratamiento profesional puede ayudarte a superar este trastorno o controlarlo de manera eficaz para que no te conviertas en prisionero de tus miedos. También puedes tomar estas medidas para encarar la agorafobia y cuidar de ti mismo:

Cumple con tu plan de tratamiento. Toma los medicamentos según se te indique. Asiste a las consultas de terapia. Comunícate periódicamente con tu terapeuta. La constancia puede marcar una gran diferencia, sobre todo en lo que respecta a la práctica de las habilidades y al consumo de los medicamentos.

Intenta no evitar las situaciones que te causan miedo. Es difícil ir a lugares o estar en situaciones que te hacen sentir incómodo o que generan los síntomas de ansiedad. Pero practicar ir a cada vez más lugares puede hacer que sea menos aterrador y que genere menos ansiedad. Tu familia, tus amigos y tu terapeuta pueden ayudarte a hacerlo.

Aprende habilidades para calmarte. Si trabajas junto a tu terapeuta, puedes aprender a calmarte y tranquilizarte. La meditación, el yoga, los masajes y la visualización son técnicas simples de relajación que también pueden ayudarte. Practica estas técnicas cuando no estés ansioso ni preocupado y luego ponlas en acción durante situaciones estresantes.

Evita el alcohol y las drogas recreativas. También limita o evita la cafeína. Estas sustancias pueden empeorar tus síntomas de pánico o de ansiedad.

Cuídate. Duerme lo suficiente, haz actividad física todos los días y sigue una dieta saludable, que contenga muchos vegetales y frutas.

Únete a un grupo de apoyo. Los grupos de apoyo para personas que padecen trastornos de ansiedad pueden ayudarte a ponerte en contacto con otras personas que enfrentan desafíos similares y a compartir experiencias.

Síguenos en

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más información