Narcolepsia enfermedad: Descifrando los desafíos del sueño

Contenido

Narcolepsia enfermedad es un trastorno del sueño que ocasiona somnolencia diurna significativa, aquellos que sufren de narcolepsia pueden experimentar dificultad para mantenerse despiertos durante períodos prolongados, lo que lleva a episodios de somnolencia repentina. Estos episodios pueden generar complicaciones significativas en su rutina cotidiana.

Además, la narcolepsia puede dar lugar a episodios de pérdida repentina de tono muscular, conocidos como cataplejía, los cuales pueden ser desencadenados por emociones intensas, especialmente la risa.

Explorando Causas:

Existen dos variantes principales de la narcolepsia. La mayoría de las personas con narcolepsia tipo 1 experimentan cataplejía, mientras que la mayoría de aquellos sin cataplejía presentan narcolepsia tipo 2.

Es esencial destacar que la narcolepsia es un trastorno crónico sin posibilidad de cura definitiva. No obstante, se pueden manejar los síntomas mediante medicamentos y cambios en el estilo de vida. El respaldo de individuos cercanos, como familiares, amigos, empleadores y docentes, resulta fundamental para enfrentar eficazmente este trastorno.

Síntomas:

Excesiva somnolencia diurna:

Las personas aquejadas de narcolepsia experimentan episodios de adormecimiento repentino. Estos sucesos pueden acontecer en cualquier sitio y en cualquier momento, incluso en ocasiones donde la actividad puede ser monótona o mientras estás llevando a cabo una tarea. Por ejemplo, podrías estar inmerso en tu labor o conversando con amigos y, súbitamente, caer en un sueño. La situación puede tornarse peligrosa si esto sucede mientras estás al volante. Estos episodios de somnolencia pueden durar desde unos pocos minutos hasta aproximadamente media hora. Al despertar, por lo general experimentas una sensación de reposo, pero poco después vuelves a sentir cansancio.

Episodios de parálisis del sueño:

Son comunes en aquellos afectados por narcolepsia. Durante estos momentos de parálisis del sueño, la capacidad de movimiento y habla se encuentra temporalmente suspendida al inicio o al final del sueño. Estos episodios suelen ser de corta duración, extendiéndose por solo unos segundos o minutos, aunque ocasionalmente pueden resultar alarmantes. Es posible que te des cuenta de lo que está ocurriendo y retener el recuerdo de tal experiencia. Es importante tener en cuenta que no todas las personas que experimentan parálisis del sueño están necesariamente lidiando con la narcolepsia.

Fenómenos de alucinación:

Ocasionalmente, durante episodios de parálisis del sueño, las personas pueden experimentar la percepción de objetos o situaciones que en realidad no están presentes. Estas alucinaciones también pueden surgir mientras la persona se encuentra en la cama, incluso en ausencia de la parálisis del sueño en sí. Si estas alucinaciones acontecen mientras estás en proceso de quedarte dormido, se conocen como alucinaciones hipnagógicas, y si ocurren al momento de despertar, se denominan alucinaciones hipnopómpicas. Un ejemplo ilustrativo sería la sensación de la presencia de un desconocido en la habitación. Estas alucinaciones pueden destacar por su intensidad y capacidad de causar temor, debido a la posibilidad de que te encuentres en un estado de semivigilia al inicio de tu sueño.

Variaciones en el patrón del sueño de Movimientos Oculares Rápidos (MOR):

El sueño MOR es la etapa donde los sueños son más frecuentes. Generalmente, las personas entran en esta fase del sueño entre 60 y 90 minutos después de quedarse dormidas, aunque aquellos afectados por narcolepsia tienden a ingresar en esta fase más rápidamente, en tan solo 15 minutos tras conciliar el sueño. Además, es posible que estas fases de sueño MOR ocurran en cualquier momento a lo largo del día.

Causas:

Aunque no se ha determinado con certeza la causa precisa de la narcolepsia, se ha identificado que las personas con narcolepsia tipo 1 presentan niveles reducidos de hipocretina, también conocida como orexina. La hipocretina es una sustancia química cerebral que despliega un rol en la regulación de nuestros períodos de vigilia y las fases de sueño MOR (movimientos oculares rápidos). En aquellos individuos con cataplejia, se observa una disminución en los niveles de hipocretina. Aunque no se ha esclarecido completamente la causa que conduce a la disminución de las células generadoras de hipocretina en el cerebro, se presume que pueda estar vinculada a una respuesta autoinmune. En este contexto, una reacción autoinmune acontece cuando el sistema inmunológico del organismo ataca y destruye sus propias células.

También es posible que los factores genéticos tengan un impacto en el desarrollo de la narcolepsia, aunque la probabilidad de que un padre transmita este trastorno a su hijo es bastante baja, en torno al 1 % al 2 %. Además, las investigaciones sugieren que en algunos casos la narcolepsia podría tener relación con la exposición al virus de la gripe porcina (gripe H1N1). También se ha observado una posible conexión con una variante específica de la vacuna H1N1 que fue administrada en Europa.

Factores de Vulnerabilidad:

narcolepsia enfermedad

Unos escasos factores de vulnerabilidad relacionados con la narcolepsia son:

  • Edad: Por lo general, la narcolepsia se manifiesta entre los 10 y 30 años.
  • Antecedentes Familiares: Existe un riesgo notablemente mayor de padecer narcolepsia, entre 20 y 40 veces, si tienes un familiar cercano afectado por esta condición.

Dificultades:

Mitos Desvirtuados sobre la Condición: La narcolepsia puede generar desafíos tanto en tu entorno laboral como en tu vida personal. Tu rendimiento en la escuela o en el trabajo puede verse impactado, y es posible que otros lleguen a conclusiones erróneas al creer que las personas afectadas son pasivas o carentes de energía.

Impacto en las Relaciones Cercanas: Emociones intensas, como la ira o la felicidad, pueden ser detonantes de la cataplejia, llevando a que aquellos con narcolepsia eviten involucrarse emocionalmente en interacciones.

Posible Riesgo Físico: Experimentar episodios súbitos de sueño puede conllevar riesgos de lesiones. La posibilidad de verse envuelto en un accidente automovilístico es mayor si te quedas dormido mientras conduces. Asimismo, existe un aumento del riesgo de cortes y quemaduras si te quedas dormido durante la preparación de alimentos.

Potencial para el Aumento de Peso: Las personas con narcolepsia presentan una mayor tendencia al sobrepeso. En ocasiones, los síntomas de somnolencia pueden llevar a un aumento de peso rápido.

En ker Clinic contamos con un tratamiento para este padecimiento. Haz una cita haciendo clic aquí o llama a los teléfonos:

Teléfono: 811-608-2765

Celular y WhatsApp: 55-8249-2387

Correo electrónico: contacto@kerclinic.com

 

Síguenos en

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más información