Una Mirada al Déficit Cognitivo: Entendiendo las Funciones Mentales

Contenido

El déficit cognitivo leve constituye una etapa intermedia entre el declive natural de la memoria relacionado con la edad y el deterioro más pronunciado asociado con la demencia. En esta fase, pueden surgir dificultades en áreas como la memoria, el lenguaje y la toma de decisiones. Las personas que experimentan deterioro cognitivo leve a menudo tienen conciencia de que han experimentado cierta merma en su capacidad de memoria y procesamiento mental. Estos cambios también pueden ser percibidos por sus seres queridos. Sin embargo, es importante destacar que estos cambios no llegan a ser lo suficientemente significativos como para interferir con las actividades cotidianas o las rutinas habituales.

El deterioro cognitivo leve puede incrementar la probabilidad de desarrollar demencia, como la asociada con la enfermedad de Alzheimer u otros trastornos cerebrales. No obstante, es importante señalar que algunas personas que experimentan esta condición no experimentan un deterioro adicional. Además, en algunos casos, se observa una mejora con el paso del tiempo.

Síntomas del Déficit Cognitivo

Si estás experimentando deterioro cognitivo leve, es probable que también te encuentres lidiando con los siguientes aspectos:

  • Sentimientos de tristeza o depresión.
  • Sensaciones de ansiedad.
  • Cambios en tu temperamento, como irritabilidad o agresividad.
  • Pérdida de interés en actividades que solían interesarte.

Así como el cuerpo, el cerebro también experimenta cambios a lo largo del tiempo. Es común que muchas personas perciban que su capacidad de recordar disminuye a medida que envejecen. Puede tomar más tiempo recordar una palabra o el nombre de alguien.

Cuando los problemas en la función mental superan lo que se considera normal, es posible que estos síntomas estén relacionados con un deterioro cognitivo leve. Esta condición puede ser responsable de los cambios en el proceso de pensamiento en situaciones como las siguientes:

  • Experimentas olvidos más frecuentes.
  • Puedes olvidar asistir a citas o eventos sociales.
  • Pierdes el hilo de tus pensamientos, lo que dificulta seguir la trama de un libro o película.
  • Te cuesta mantener una conversación fluida.
  • Enfrentas dificultades para tomar decisiones, completar tareas o seguir instrucciones.
  • Comienzas a tener problemas para orientarte en lugares familiares.
  • Tu capacidad de juicio muestra signos de debilitamiento.
  • Tus seres queridos pueden notar cualquiera de estos cambios.

Causas:

Aunque no existe una única causa para el deterioro cognitivo leve, podría estar vinculado con la enfermedad de Alzheimer de inicio temprano. Tampoco hay un desenlace único para esta condición. Los síntomas pueden permanecer estables durante años o progresar hacia la demencia por enfermedad de Alzheimer u otros tipos de demencia. En algunos casos, incluso es posible que el deterioro cognitivo leve mejore con el tiempo.

En términos de cambios cerebrales, el deterioro cognitivo leve suele reflejar patrones similares a los vistos en la enfermedad de Alzheimer y otras demencias, pero en menor intensidad. Estudios post-mortem han detectado algunos de estos cambios en individuos con deterioro cognitivo leve.

déficit cognitivo

Estos son algunos de los cambios que se pueden observar:

  1. Acumulación de proteína beta-amiloide en forma de placas y marañas de proteínas tau, similares a las encontradas en la enfermedad de Alzheimer.
  2. Acumulación microscópica de una proteína conocida como cuerpos de Lewy, que está asociada con la enfermedad de Parkinson, demencia con cuerpos de Lewy y ciertos casos de enfermedad de Alzheimer.
  3. Episodios transitorios de accidentes cerebrovasculares o disminución del flujo sanguíneo a través de los vasos sanguíneos del cerebro.

Los análisis de imágenes cerebrales indican que los siguientes cambios podrían estar relacionados con el deterioro cognitivo leve:

  • Reducción en el tamaño del hipocampo, una parte esencial del cerebro vinculada a la memoria.
  • Aumento en el tamaño de los espacios llenos de líquido en el cerebro, llamados ventrículos.
  • Menor utilización de glucosa en áreas clave del cerebro. La glucosa es el azúcar que proporciona energía principal a las células.

Factores que aumentan el riesgo:

Los principales elementos que aumentan el riesgo de deterioro cognitivo leve son los siguientes:

  1. Avanzada edad.
  2. Portar una variante genética llamada APOE e4, que también está asociada con la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, es importante tener en cuenta que tener este gen no necesariamente implica desarrollar problemas en el pensamiento o la memoria.

Además, se han identificado otras condiciones médicas y aspectos del estilo de vida que pueden contribuir al aumento del riesgo de enfrentar alteraciones cognitivas. Estos incluyen:

  • Diabetes
  • Tabaquismo
  • Hipertensión arterial
  • Niveles elevados de colesterol
  • Obesidad
  • Depresión
  • Trastorno de apnea obstructiva del sueño
  • Escasa actividad física
  • Nivel educativo limitado
  • Falta de estimulación mental o social

Medidas Preventivas:

Aunque el deterioro cognitivo leve no puede evitarse por completo, investigaciones han resaltado que algunos aspectos del estilo de vida pueden disminuir el riesgo de desarrollar esta condición. Según los estudios, estas acciones pueden contribuir a prevenir el deterioro cognitivo leve:

  1. Consumo moderado de alcohol: Evita el consumo excesivo de alcohol.
  2. Reducir exposición a contaminación del aire: Procura limitar tu exposición a la contaminación del aire.
  3. Prevención de lesiones en la cabeza: Toma medidas para reducir el riesgo de lesiones en la cabeza.
  4. Dejar de fumar: Evita fumar.
  5. Controlar enfermedades crónicas: Mantén bajo control enfermedades como la diabetes, hipertensión, obesidad y depresión.
  6. Buena higiene del sueño: Practica hábitos saludables de sueño y busca soluciones para problemas de insomnio.
  7. Dieta equilibrada: Adopta una dieta rica en nutrientes, incluyendo frutas, verduras y alimentos bajos en grasas saturadas.
  8. Mantén conexiones sociales: Permanece en contacto con familiares y amigos.
  9. Actividad física regular: Realiza ejercicio de intensidad moderada a alta la mayoría de los días de la semana.
  10. Manejo de pérdida auditiva: Si tienes problemas de audición, considera el uso de un audífono.
  11. Estimulación mental: Desarrolla tu mente con rompecabezas, juegos y ejercicios de memoria.

Terapias Alternativas para Mejorar las Funciones Cognitivas:

  • Neuro-ker representa un enfoque terapéutico centrado en abordar la deficiencia de actividad neuronal con el propósito de reconfigurar y mejorar la comunicación interregional en el cerebro.
  • Tratamiento de Pulsos Cerebrales Electromagnéticos EMBP, por sus siglas en inglés) emerge como una técnica de neuromodulación no invasiva que emplea pulsos magnéticos para estimular áreas específicas del cerebro.

¿Cuándo es recomendable buscar atención médica?:

Si tú o alguien cercano perciben dificultades con la memoria o el pensamiento, es aconsejable entablar una conversación con un profesional de la salud. Estos problemas podrían manifestarse como dificultad para recordar sucesos recientes o para mantener claridad en el pensamiento. En ker Clinic contamos con un tratamiento para este padecimiento. Haz una cita haciendo clic aquí o llama a los teléfonos:

Teléfono: 811-608-2765

Celular y WhatsApp: 55-8249-2387

Correo electrónico: contacto@kerclinic.com

Síguenos en

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más información